…from my experience abroad

After being away for  a while, from the known and safe environment I inhabited; there are some things that will stay with me. Some I knew, but did not actually know – if that makes sense. It has been… interesting; painful, surprising, challenging, enriching… Overall, this experience has been many things. I share some of the things I have learned and/or am more aware of, as a consequence of it.

  • Times goes by, and it does not come back… Make sure the way you decide to spend it does not come with a baggage of regret.
  • Things are not what they seem, and they can be misleading.
  • Which leads me to – words are words, in the sense of that actions give meaning to words.
  • But… words are powerful carriers of emotions. And I am tired of people who go around throwing their words without regard.
  • Family – either blood or the one you have made for yourself – is more important than one will ever know. Seriously. Despite the superficial (and annoying) differences sometimes, they are the ones who almost always are there to support you. And when the time comes, one realizes that is a pretty big deal.
  • True friends reveal themselves. This usually happens when time and distance are involved.
  • Take care of the people that love you. Take good care of them.
  • … And as a personal note: one gets tired of trying with people. Be sure to know where your boundaries  stand, and when to draw the line when it comes to who you invest your emotions and energy in.

This time is almost over and I could not do as much as I wanted; I could not do as much as I could have done. I do regret this, but all I have left is to make the most of the time that is left.

Time has gone by, slow and fast at the same time. I cannot blame it for my mistakes. I only wish a Superior power would guide me through the closing of this stage and beyond. I can only hope.

Anuncios

Actualizando

Hello sunshines,

En estos momentos estoy en proceso de transición – literalmente me estoy mudando de sitio.

Las cosas han estado un poco caóticas últimamente, tanto afuera como adentro.

Las últimas semanas se sienten como más que semanas; ha sido mucho en poco tiempo, y apenas voy a cumplir 4 meses en este país.

Al menos mudarme es una (muy) buena noticia; digamos que estuve viviendo con una persona que provocaba una situación que me drenaba emocionalmente, y ni siquiera nos tratábamos. No sé si en un futuro escriba acerca de eso. Pero básicamente entre otras cosas, eso sucede.

Estaré de vuelta tan pronto pueda. Gracias por su apoyo.

Foto del día 12-11-12 a la(s) 01.31Back in finals, one of the nights in the library

Mi día en el aeropuerto – un cuento no para preescolares y sin dibujos

Y después de casi un mes de ausencia, doy señales de vida! Jajaja Realmente, se siente más que un mes – un poco de todo ha pasado. Creo que por mi sanidad (y la de mis aún no existentes lectores), lo dividiré en dos posts – posiblemente tres – que intentaré escribir esta noche. Total, otra noche más que madrugar, normal en las últimas dos semanas :P

Empecemos con mi día en el aeropuerto. Suena como un lindo cuento de niños de preescolar, donde hay imágenes asociadas a palabras, para que ellos aprendan de su entorno – o algo por el estilo. Está lejos de ser eso. Y no fue una mala experiencia en sí, pero es un experiencia para recordar y aprender.

Empezamos en la madrugada de viernes a domingo, en el tedio de chequear las maletas, en un aeropuerto tan lleno como si fuera cualquier hora del día. En la espera del último momento para entrar a inmigración donde no hay vuelta atrás, entre risas con mis seres queridos, donde la única que soltó sus lagrimitas fui yo (y fui feliz, sin paradoja). Honestamente mirando atrás, fue divertido y emocional al mismo tiempo; la gente que quiero y me quiere es muy particular. O eso pienso yo. En fin, que el vuelo se atrasa – normal – y termino saliendo cuando en la ciudad amanece, y fue una hermosa última vista de mi Santo Domingo. Despertando para seguir adelante.

Del vuelo no recuerdo mucho, después de más de 24hrs despierta, entre el ajetreo y nervio normal de la situación, terminé cayendo sin que ni siquiera se hubiera estabilizado el avión en el aire. Hubo turbulencia, pero yo ni lo sentí. Apenas desperté para picar algo de comer y beber, y volver a caer. Media hora antes de aterrizar, aún con un poco de turbulencia, llené mis papeles como un zombie, pensando en todo menos en porqué estaba yo en un avión jaja

Al llegar, no tengo que detallar el proceso migratorio, que no tomó mucho tiempo, y en el cuál usé mis poderes para que ambos oficiales que me tocaron, hicieran lo que yo quería – más o menos – que era dejarme ir sin muchas preguntas. Y el primero que me tocó fue al que le dije en mi mente “voy pa’ ‘llá” – así que ya saben, las bachatas la pegan a veces jaja

Pasarse un día en el aeropuerto no es lo más gracioso que puede una hacer, pero es pasable; hice ejercicios de brazo andando con las maletas a rastro, y observé muchas personas ir y venir. Pensé en las diferentes vidas que allí de juntaban, cada uno con sus motivos para estar en ese momento, en ese lugar de paso. Cada uno con sus situaciones e historias. En verdad me hubiera gustado escribir al respecto en el momento, pero estaba muy cansada para eso.

El otro vuelo se atrasó – sorpresa – y era un vuelo local de una hora más o menos. Más duramos despegando y aterrizando que en el mismo vuelo. Y el avión era más compacto, pero de alguna manera iba más cómoda, será porque el ambiente era más tranquilo, porque había menos gente. Y al llegar, todo fue rápido – excepto la parte donde llegan por mi y por fin voy a mi lugar de descanso. No. Dos horas esperé XD Pero en serio, no me pareció mal, y más bien fue un error de cálculo. En fin, que yo estaba tan cansada que me daba lo mismo esperar. Al fin ya estaba en territorio estadounidense, y ya lo que faltaba era menos. Pudo haber sido mucho peor, y en realidad no fue malo en general.

Pero fue toda una travesía, y terminé cansada, pero estuve bien. Realmente :)

Cabe decir que dormí lo más que pude los días siguientes, aunque no tenía mucho tiempo, porque había cosas que comprar y había que hacerlo de forma cuidadosa y organizada. Pero eso será para otro post. Creo que muchas letras ha habido ya.

Espero que el que lea le gusten las letras. Porque me he dado cuenta que bajo ciertas condiciones y circunstancias, mis dedos van por el teclado como mi cuerpo va con el ritmo de la música cuando la oye. Y con eso digo mucho ;)

PS. bueno, al menos una foto